MIOMAS UTERINOS

Son tumores que crecen en la matriz de la mujer (útero). Estos crecimientos normalmente no son cancerosos (son benignos).



Causas

Los miomas uterinos son comunes. Hasta una de cada cinco mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad. La mitad de todas las mujeres tiene miomas hacia los 50 años.

Los miomas son poco frecuentes en mujeres menores de 20 años. Son más comunes en mujeres afroamericanas que en mujeres blancas, hispanas o asiática.

Nadie sabe exactamente qué causa los miomas. Se cree que son ocasionados por:

  • Hormonas del cuerpo

  • Genes (pueden ser hereditarios)

Los miomas uterinos pueden ser tan diminutos que se necesita un microscopio para verlos. También pueden alcanzar un gran tamaño. Pueden llenar todo el útero y pesar varias libras o kilogramos. Aunque es posible que solo se desarrolle un mioma uterino, en la mayoría de los casos hay más de uno.

Los miomas pueden crecer:

  • En la pared muscular del útero (miometriales)

  • Justo bajo la superficie del revestimiento uterino (submucosos)

  • Justo bajo la cubierta externa del útero (subserosos)

  • En un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero (pedunculados)

Síntomas

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Sangrado entre periodos.

  • Sangrado menstrual abundante, a veces con coágulos de sangre.

  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.

  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.

  • Retorcijones (cólicos) pélvicos o dolor durante los periodos.

  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen.

  • Dolor durante la relación sexual.

A menudo, usted puede tener miomas y no presentar síntomas. El médico puede encontrarlos durante una exploración física u otro examen. Los miomas a menudo se encogen y no provocan síntomas en mujeres que han pasado por la menopausia. Un estudio reciente mostró también que algunos miomas pequeños se encogen en mujeres que aún no han pasado por la menopausia.