UN SIMPLE ANÁLISIS DE SANGRE PUEDE AYUDAR A DESCARTAR UN TRASTORNO DE LA TIROIDES



La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula, es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Estas incluyen la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón.


Los problemas tiroideos incluyen:


  • Bocio: Agrandamiento de la tiroides

  • Hipertiroidismo: Cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de lo que su cuerpo necesita

  • Hipotiroidismo: Cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea

  • Cáncer de tiroides

  • Nódulos: Bultos en la tiroides

  • Tiroiditis: Hinchazón de la tiroides


Para el diagnóstico de enfermedades de la tiroides, los médicos usan su historia clínica, un examen físico y pruebas para la tiroides. A veces también utilizan una biopsia. El tratamiento depende del problema, pero puede incluir medicamentos, terapia con yodo radiactivo o cirugía de tiroides.


Los exámenes de la tiroides incluyen análisis de sangre y pruebas de imagen.


Los análisis de sangre para la tiroides incluyen:


  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH): Es la medida más precisa de la actividad de la tiroides

  • T3 y T4: Miden diferentes hormonas de la tiroides

  • TSI: Mide la inmunoglobulina estimulante de la tiroides

  • Prueba de anticuerpos antitiroideos: Mide la cantidad de anticuerpos (indicadores en la sangre)


Las pruebas de imagen incluyen:


  • Tomografía computarizada,

  • Ultrasonido

  • Pruebas de medicina nuclear.


Un Ultrasonido de la tiroides generalmente se realiza cuando un examen físico muestra cualquier de estos hallazgos:


  • Usted presenta un crecimiento en su glándula tiroides llamado nódulo de la tiroides.