LOS POLIPOS GASTRICOS

Los pólipos gástricos son crecimientos de la mucosa del estómago de aspecto plano, en forma de bolita, o con tallo como un hongo. Estos pólipos se pueden presentar en el fondo gástrico como bolitas pequeñas y generalmente son hiperplásicos sin potencial de malignización alguna y de hecho no se requiere de su resección. También hay pólipos con componente adenomatos entremezclados con pólipos simples que siempre deben biopsiarse, sobretodo si son mayores a 1 cm. por presentar potencial de malignidad.



Los tipos comunes de pólipos son:

  • Pólipos hiperplásicos, el tipo más común

  • Pólipos de las glándulas fúndicas que se forman en la parte superior del estómago

  • Adenomas, el tipo menos frecuente, pero el más propenso a convertirse en cáncer de estómago

Anatomia del estomago

Los pólipos pueden ser de origen epitelial o de origen mesenquimal, los submucosos. En esta ocasión se van a describir los pólipos de origen epitelial y se va a hacer referencia a lesiones hiperplasicas o adenomatosas. Estas lesiones elevadas se clasifican en sésil o pediculada, cubierta generalmente de mucosa normal que puede estar erosionada o ulcerada y que puede ser único o múltiple.

Las lesiones de mayor tamaño son las que con mayor frecuencia se ulceran y producen sangrado intestinal, y las situadas en la región antropilorica pueden prolapsarse al duodeno y producir síntomas por obstrucción intestinal.

Los pólipos gástricos se presentan con una incidencia del 1-4% de la población mundial y a la que se le practica una gastroscopia diagnóstica, en la mayoría de los pacientes son asintomáticos y se detectan de forma casual al realizar una endoscopia superior digestiva, siendo un hallazgo endoscópico. En una minoría de los pacientes los pólipos se presenta con signos de una hemorragia digestiva u obstrucción como ya se planteo.

Estas lesiones necesitan un seguimiento endoscópico, en dependencia de los cambios histológicos del pólipo, se describe en la bibliografía que los pólipos hiperplasicos y se observan de una manera más frecuente que los adenomatosos. El diagnóstico histológico de estas lesiones se obtiene mediante la realización de biopsias. Se plantea que las lesiones de mayora tamaño con una ulceración en el centro pudieran evolucionar a la malignidad, se denominan lesiones pre-malignas.

El tratamiento principal de estas lesiones polipoideas es la polipectomia que se realiza mediante endoscópica terapéutica.






Síguenos 

Contactanos

Teléfonos:  207-40-92 

Direccion: Calle Israel González 113, Prados de Bugambilias, 83190 Hermosillo, Son.

E-mail: contacto@bexaray.com

Bexaray 2021. Todos los Derechos Reservados

  • UDAH
  • Icono social Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Powered by JMRDesing 2020

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now