INFECCIÓN AGUDA DEL OÍDO (OTITIS)

Las infecciones del oído son una de las razones más frecuentes por la que los padres llevan a sus hijos al médico. El tipo más común de infección del oído se denomina otitis media y es causada por inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado justo detrás del tímpano.


Una infección aguda en el oído se desarrolla rápidamente y es dolorosa. Las infecciones del oído que duran mucho tiempo o que aparecen y desaparecen se denominan infecciones crónicas del oído.


Causas


La trompa de Eustaquio va desde la mitad de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. Normalmente, esta trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si esta trompa de Eustaquio se bloqueada, se puede acumular líquido, lo cual puede causar una infección.


  • Las infecciones del oído son comunes en los bebés y en los niños, debido a que sus trompas de Eustaquio se obstruyen fácilmente.

  • Las infecciones del oído también pueden ocurrir en adultos, aunque son menos comunes que en los niños.



















Cualquier cosa que ocasione inflamación o bloqueo de las trompas de Eustaquio hace que se acumulen más líquidos en el oído medio detrás del tímpano. Algunas causas son:


  • Alergias

  • Resfriados e infecciones sinusales

  • Exceso de moco y de saliva producidos durante la dentición

  • Infección o agrandamiento de adenoides (tejido linfático en la parte superior de la garganta)

  • Humo del tabaco


Las infecciones en el oído también son más probables en los niños que pasa mucho tiempo bebiendo de un vaso o botella para tomar sorbitos mientras está acostado boca arriba. El hecho de que entre agua en los oídos no provoca una infección aguda, a menos que