INFECCIÓN AGUDA DEL OÍDO (OTITIS)

January 4, 2019

Las infecciones del oído son una de las razones más frecuentes por la que los padres llevan a sus hijos al médico. El tipo más común de infección del oído se denomina otitis media y es causada por inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado justo detrás del tímpano.

 

Una infección aguda en el oído se desarrolla rápidamente y es dolorosa. Las infecciones del oído que duran mucho tiempo o que aparecen y desaparecen se denominan infecciones crónicas del oído.

 

Causas

 

La trompa de Eustaquio va desde la mitad de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. Normalmente, esta trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si esta trompa de Eustaquio se bloqueada, se puede acumular líquido, lo cual puede causar una infección.

 

  • Las infecciones del oído son comunes en los bebés y en los niños, debido a que sus trompas de Eustaquio se obstruyen fácilmente.

  • Las infecciones del oído también pueden ocurrir en adultos, aunque son menos comunes que en los niños.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cualquier cosa que ocasione inflamación o bloqueo de las trompas de Eustaquio hace que se acumulen más líquidos en el oído medio detrás del tímpano. Algunas causas son:

 

  • Alergias

  • Resfriados e infecciones sinusales

  • Exceso de moco y de saliva producidos durante la dentición

  • Infección o agrandamiento de adenoides (tejido linfático en la parte superior de la garganta)

  • Humo del tabaco

 

Las infecciones en el oído también son más probables en los niños que pasa mucho tiempo bebiendo de un vaso o botella para tomar sorbitos mientras está acostado boca arriba. El hecho de que entre agua en los oídos no provoca una infección aguda, a menos que el tímpano tenga un agujero.

 

Las infecciones agudas del oído suceden con más frecuencia durante el invierno. No se puede contraer una infección del oído por contagio, pero un resfriado que se propaga entre los niños puede causar que algunos de ellos contraigan este tipo de infecciones.

 

Los factores de riesgo que predisponen a infecciones agudas del oído incluyen:

 

  • Asistir a guarderías (especialmente centros que tienen más de 6 niños)

  • Cambios de altitud o de clima

  • Clima frío

  • Exposición al humo

  • Antecedentes de infecciones del oído

  • No ser amamantado

  • Uso de biberones

  • Infección reciente del oído

  • Enfermedad reciente de cualquier tipo (porque disminuye la resistencia del cuerpo a la infección)

 

Síntomas

 

En los bebés, con frecuencia la señal principal de una infección del oído es irritabilidad y llanto inconsolable. Muchos bebés y niños con una infección aguda del oído tienen fiebre o problemas para dormir. Jalarse la oreja no siempre es una señal de que el niño tiene una infección del oído.

 

Los síntomas de una infección aguda del oído en niños mayores o adultos incluyen:

 

  • Dolor de oídos u otalgia

  • Llenura en el oído

  • Sensación de malestar general

  • Vómitos

  • Diarrea

  • Hipoacusia en el oído afectado

 

La infección del oído puede comenzar poco después de un resfriado. La secreción súbita de un líquido amarillo o verde del oído puede significar que hay ruptura del tímpano.

 

Todas las infecciones agudas del oído implican líquido detrás del tímpano. En la casa, usted puede usar un monitor electrónico para el oído para detectar este líquido. Puede comprarlo en una farmacia. Usted aún necesita consultar con un proveedor de atención médica para confirmar una infección del oído.

 

 

Tratamiento

 

Algunas infecciones del oído se alivian por sí solas sin necesidad de antibióticos. A menudo, todo lo que se necesita es tratar el dolor y dejar que el cuerpo sane por sí mismo.

 

  • Aplique agua tibia con compresas o con una botella en el oído afectado.

  • Use en los oídos gotas analgésicas óticas de venta libre. O pregúntele al proveedor de atención médica respecto a gotas óticas de receta médica para aliviar el dolor.

  • Tome medicinas de venta libre como ibuprofeno o paracetamol para el dolor o la fiebre. NO le dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.

 

Todos los niños menores de seis meses con fiebre o síntomas de una infección en el oído deben ser vistos por un proveedor de atención médica. A los niños mayores de seis meses se los puede vigilar en casa si NO tienen:

 

  • Una fiebre superior a 102°F (38.9ºC)

  • Dolor u otros síntomas más graves

  • Otros problemas de salud

 

 

Prevención

 

Usted puede reducir el riesgo de infecciones del oído de su hijo poniendo en práctica las siguientes medidas:

 

  • Lave las manos y juguetes frecuentemente.

  • Si es posible, escoja una guardería que tenga una clase con 6 niños o menos, ya que esto puede reducir los riesgos del niño de contraer un resfriado u otra infección y esto, a su vez, lleva a menos infecciones de oído.

  • NO utilice biberones.

  • Amamante al niño -- Ya que esto lo hace mucho menos propenso a las infecciones del oído. Pero si alimenta al niño con biberón, sosténgalo en posición de sentado y erguido.

  • NO exponga al niño al humo indirecto del tabaco.

  • Constate que las vacunas del niño estén al día. La vacuna antineumocócica previene las infecciones a raíz de las bacterias que más comúnmente ocasionan las infecciones agudas del oído y muchas infecciones respiratorias.

  • NO haga uso excesivo de antibióticos, ya que esto puede llevar a que se presente resistencia a estos.

 

 

Cuándo contactar a un profesional médico

 

Llame al doctor de su hijo si:

 

  • El dolor, la fiebre o la irritabilidad no mejoran al cabo de 24 a 48 horas

  • En un comienzo, el niño parece estar más enfermo de lo que se espera por una infección en el oído

  • Su hijo presenta fiebre alta o dolor intenso

  • El dolor intenso cesa de repente, lo cual puede ser indicio de ruptura timpánica

  • Los síntomas empeoran

  • Aparecen nuevos síntomas, especialmente dolor de cabeza intenso, mareo, hinchazón alrededor del oído o fasciculaciones (movimientos involuntarios) de los músculos de la cara.

 

Infórmele al Doctor  de inmediato si un niño menor de 6 meses tiene fiebre, incluso si el niño no tiene otro tipo de síntomas.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Powered by JMRDesing 2020

Síguenos 

Contactanos

Teléfonos:  207-40-92 

Direccion: Calle Israel González 113, Prados de Bugambilias, 83190 Hermosillo, Son.

E-mail: contacto@bexaray.com

Bexaray 2020. Todos los Derechos Reservados

  • UDAH
  • Icono social Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon