ULTRASONIDO ABDOMINAL

February 12, 2018

El ultrasonido del abdomen utiliza ondas sonoras para producir fotografías de las estructuras dentro del abdomen superior. Se utiliza para ayudar a diagnosticar el dolor o la distensión y para evaluar los riñones, el hígado, la vesícula biliar, el páncreas, el bazo y la aorta abdominal. El ultrasonido es seguro, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante.

 

Este procedimiento requiere poco o nada de preparación especial.

 

  • El doctor le dará instrucciones sobre cómo prepararse

  • incluyendo si debe abstenerse de comer o beber antes de antemano.

  • Deje las joyas en casa y vista ropa suelta y cómoda.

  • Se le podría pedir que se ponga una bata.

 

En qué consiste el ultrasonido del abdomen

 

 

El ultrasonido es seguro y no doloroso, y produce imágenes del interior del organismo usando ondas de sonido. Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, involucran el uso de un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El transductor recoge los sonidos que rebotan y una computadora luego utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen.

 

Las examinaciones por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (como se usa en los rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

 

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas.

 

Un ultrasonido abdominal produce una imagen de los órganos y otras estructuras de la parte superior del abdomen.

 

Un estudio por ultrasonido Doppler puede ser parte de un examen por ultrasonido abdominal.

 

El ultrasonido Doppler, también denominado ultraecografía a color Doppler, consiste en una técnica especial de ultrasonido que le permite al médico ver y evaluar la circulación de la sangre a través de arterias y venas en el abdomen, brazos, piernas, cuello y/o cerebro (en infantes y en niños), o dentro de varios órganos del cuerpo tales como el hígado y los riñones.

 

Algunos de los usos comunes del procedimiento

 

 

El ultrasonido abdominal se realiza para evaluar:

 

  • riñones

  • hígado

  • vesicular biliar

  • páncreas

  • bazo

  • aorta abdominal y otros vasos sanguíneos del abdomen

 

El ultrasonido se utiliza para ayudar a diagnosticar distintas dolencias, tales como:

 

  • dolor o distensión abdominal

  • función anormal del hígado

  • órgano abdominal agrandado

  • cálculos en la vesícula o en el riñón

  • aneurisma en la aorta

 

Además, el ultrasonido puede usarse para proveer guía en las biopsias.

Las imágenes por ultrasonido Doppler pueden ayudar al médico a ver y evaluar:

 

  • obstrucciones en el flujo sanguíneo (tales como coágulos)

  • estrechamiento de los vasos sanguíneos

  • tumores o malformaciones vasculares congénitas

  • flujo sanguíneo reducido o ausente en varios órganos

  • diferentes áreas con flujo sanguíneo mayor de lo normal, situación que a veces se presenta durante infecciones

 

Forma en que debo prepararme

 

 

Para el examen por ultrasonido debe vestirse con prendas cómodas y sueltas. Quizá tenga que quitarse toda la vestimenta y las joyas de la zona a examinar.

Es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento.

Los preparativos dependen del tipo de ultrasonido que se recibe.

 

  • Para un estudio del hígado, la vesícula biliar, el bazo y el páncreas, es posible que se le solicite que ingiera alimentos sin grasa la noche antes al examen y luego que evite la ingesta de alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.

  • Para un ultrasonido de los riñones, es posible que se le solicite que beba entre cuatro y seis vasos de líquido aproximadamente una hora antes del examen para llenar la vejiga. Posiblemente se le pida que evite ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen para evitar la acumulación de gases en los intestinos.

  • Para un ultrasonido de la aorta, es posible que deba evitar ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.

 

Cómo se realiza el procedimiento

 

 

Para la mayoría de los exámenes por ultrasonido, se coloca al paciente acostado boca arriba en una mesa de examen que puede inclinarse o moverse. Se podría mover al paciente hacia alguno de los lados para mejorar la calidad de las imágenes.

 

Después de que usted se ubica en la mesa de examen, el radiólogo (un médico especialmente entrenado para supervisar e interpretar los exámenes radiológicos) o ecografista aplicará un gel tibio en la zona del cuerpo que se está estudiando. El gel ayudará a que el transductor haga contacto en forma segura con el cuerpo y elimine bolsas de aire entre el transductor y la piel que pueden obstruir el paso de las ondas sonoras hacia su cuerpo. El transductor se coloca sobre el cuerpo y se mueve hacia adelante y hacia atrás por la zona de interés hasta capturar las imágenes deseadas.

 

Generalmente no se producen molestias debidas a la presión aplicada a medida que el transductor se presiona contra la zona que está siendo examinada. Sin embargo, si la exploración se realiza sobre una zona sensible, se puede experimentar una sensación de presión o un dolor leve causado por el transductor.

 

Una vez que se finaliza el proceso de toma de imágenes, se limpiará de su piel el gel claro de ultrasonido. Cualquier porción que no se limipie se secará rápidamente. El gel de ultrasonido generalmente no mancha ni destiñe la ropa.

 

Qué experimentaré durante y después del procedimiento

 

 

Los exámenes por ultrasonido no son dolorosos, y son rápidos y fácilmente tolerables por la mayoría de los pacientes.

El ultrasonido abdominal generalmente se finaliza en 30 minutos.

Si se lleva a cabo un estudio por ultrasonido Doppler, es posible que oiga sonidos similares al pulso, que varían en tono mientras se controla y mide el flujo sanguíneo.

 

 

Cuáles son los beneficios y los riesgos

 
Beneficios
  • La exploración por ultrasonido no es invasiva (sin agujas o inyecciones).

  • Ocasionalmente, un examen por ultrasonido puede resultar incómodo en forma temporaria, pero no debería causar dolor.

  • El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.

  • Las imágenes por ultrasonido son extremadamente seguras y no utilizan radiación ionizante.

  • La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos X.

  • El ultrasonido proporciona una imagen en tiempo real, por lo que es una buena herramienta para guiar procedimientos de invasión mínima tales como las biopsias por aspiración y las aspiraciones con aguja.

 
Riesgos
  • No se conocen efectos nocivos en humanos con respecto a los ultrasonidos de diagnóstico estándares.

 

 

 

Fuente: Radiologyinfo.org

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Powered by JMRDesing 2020

Síguenos 

Contactanos

Teléfonos:  207-40-92 

Direccion: Calle Israel González 113, Prados de Bugambilias, 83190 Hermosillo, Son.

E-mail: contacto@bexaray.com

Bexaray 2020. Todos los Derechos Reservados

  • UDAH
  • Icono social Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon